Reiki y Brennan Healing Science

Pese al escepticismo y descredito de este tipo de modalidades yo he podido contrastar su utilidad en la mejora de las condiciones de las personas a las que he tratado a lo largo de los años. La energía pasa mas allá de las corazas y defensas de las personas ofreciendo alivio donde hay sentimientos o sensaciones en el sistema de una persona. En mi experiencia la energía trae a la superficie todo aquello que requiere atención, mantenimiento y sanación en una persona.

Estoy profundamente agradecido a estas modalidades terapéuticas. Lamento mucho que hayan sido mal usadas por personas y clientes por igual para evitar ir al médico, al psiquiatra o al psicólogo o elaborar las propias emociones debidamente. Como dice la sabiduría popular, cuidado con no vaciar el agua sucia de la bañera echando al niño también con esta! Hay que saber discernir con quien esta uno y que alcance puede tener un tratamiento complementario de este tipo. En 25 años he podido observar muchas mejorías.

Tanto Reiki como la sanación Brennan son terapias de energía. No todo el mundo esta abierto a la energía. No todo el mundo siente la energía. Y no todo el mundo sabe apreciar este trabajo. No es milagroso, no sustituye la visita al médico, ni a ningún sanitario. Es tan solo un complemento que ayuda en los procesos de homeostasis natural del cuerpo. En la experiencia de mis clientes y alumnos es muy útil para refrescar la propia energía y renovarse.

Con Reiki, la persona absorbe la energía Reiki que necesita dentro de una sesión de 55 minutos. Utilizo y enseño el protocolo avalado por The Reiki Alliance.

Por mi experiencia, creo que Reiki alivia el estrés, fomenta la homeostasis y ayuda de muchas maneras a tener mejor calidad de vida. Repito: Reiki no sustituye el tratamiento que ofrecen los profesionales sanitarios, ni médicos, ni psicólogos, pero sí puede complementar muy bien dichos tratamientos.

El trabajo de Brennan Healing Science tiene por objetivo restituir el flujo natural de energía y proporcionar un bienestar completo. No obstante, todos los procesos de sanación conllevan una crisis curativa que es por donde se descarga la toxicidad de nuestros malos hábitos de pensamiento, sentimientos y físicos. Así podemos revisarlos y crear un plan integrativo de bienestar personal.